Shyamalan, o cuando no todo es lo que parece


The_Village_19667Manoj Nelliyattu Shyamalan, más conocido como M. Night Shyamalan, es uno de los grandes exponentes del Sincriterion. Nacido en la India, pronto se trasladó a la ciudad de Filadelfia, Pennsylvania, lo que, revisando su filmografía, debió marcarle, ya que todas sus películas se desarrollan o tienen que ver con esa ciudad. El cine de Steven Spielberg le despertó la pasión por el Séptimo Arte y, como muchos otros de su generación, comenzó pronto con la cámara súper 8, hasta rodar sus dos primeros largos, Praying with Anger (1992) y Los Primeros Amigos (1998). Pero no fue hasta 1999 (vaya año por cierto: El Club de la Lucha, Matrix, La Amenaza Fantasma…) que obtuvo el reconocimiento de público y crítica, no solo como realizador, sino como guionista. Ese año estrenaba El Sexto Sentido.

En ocasiones veo…

El éxito de El Sexto Sentido (1999) fue inmediato, y le sirvió para darse a conocer internacionalmente. Protagonizada por Bruce Willis, Haley Joel Osment (del que hizo un nuevo juguete roto de Hollywood), Olivia Williams y Toni Collete, obtuvo ese año seis nominaciones para los Oscars, incluido a Mejor Película. En un claro homenaje a Alfred Hitchcock (no solo en cinematografía, sino por sus cameos, que repetirá a lo largo de su carrera), supo manejar la tensión, el drama y el ritmo de la película de forma magistral para alguien que apenas tenía bagaje en el mundo del cine. Pero donde sobresalió claramente fue en el guión, sorprendente, elaborado y muy cerrado, estableciendo las bases que posteriormente marcarían su carrera (con menor o mayor acierto): los giros de guión. Y es que, en un determinado momento de la película, a la audiencia le estalla el cerebro, no puede dejar de gritar un WTF!!!! bien alto. Más tarde, sus giros de guiones, por esperados, en alguna ocasión se hicieron WTF pero en el mal sentido de la expresión (El Incidente, 2008).

Su siguiente largometraje confirmó lo que se intuía con El Sexto Sentido, además de establecer las pautas más claras y evidentes de su cine. El Protegido (2000), de nuevo con Bruce Willis a la cabeza, Robin Wright y Samuel L. Jackson, nos cuenta algo recurrente en la filmografía de Shyamalan: cómo reaccionan las personas normales, con problemas cotidianos, a situaciones sobrenaturales. Si en El Sexto Sentido era la muerte, en El Protegido es el descubrimiento de súper poderes y la necesidad de un súper héroe para un súper villano. Por supuesto, giro de guion mediante, clímax de todas sus películas, gracias también a la inestimable ayuda de James Newton Howard, su compositor interino.

1369988396_unbreakable_2-oo

Muchos puntos en común entre las dos películas: Personajes con pesada sensación de culpa por sucesos del pasado, relacionados siempre con sus matrimonios; Relación intensa entre los protagonistas-antagonistas; Relación a través del color rojo con el pasado o las situaciones sobrenaturales; descubrimiento de lo sobrenatural reviviendo el pasado; Cameo innecesario de Shyamalan. Y todo rodado en la ciudad de Filadelfia.

El clímax de su carrera: Señales y El Bosque

Sé que este apartado puede crear polémica. Lo que para algunos puede considerarse con el comienzo del fin de Shyamalan, para mi representa el punto álgido de su carrera. Señales (2002), con Mel Gibson y Joaquin Phoenix, y El Bosque (2004), con Bryce Dallas Howard, Adrien Brody, Joaquin Phoenix y William Hurt, son la maduración de la experiencia de las anteriores películas, con dobles lecturas, algunas muy claras, otras no tanto, pero redondas en todos  los aspectos, tanto de guión como de dirección y dirección de actores.

En Señales, de nuevo nos encontramos con los personajes abrumados por su pasado. Mel Gibson es un reverendo que ha perdido la Fe por culpa de la muerte de su mujer, y su hermano, Joaquin Phoenix, está frustrado por el fracaso de su carrera deportiva en el béisbol. Y volvemos a verlos expuestos a situaciones extraordinarias, en este caso una invasión extraterrestre, de la que finalmente salen airosos. Pero como en todas las películas de Shyamalan, el suceso sobrenatural no es lo importante de la película (los aliens apenas salen y son más bien tontos). Y es que no todo es lo que parece. Además, incluye dos temáticas fundamentales para el desarrollo de la película: El sentido del humor, que sorprende desde el primer momento, y la religión. Y es que, la temática real es si las coincidencias existen o son actos de Dios.signs

Con El Bosque (2004), Shyamalan completa su mejor película hasta la fecha, pero con un gran enemigo que le hizo mucho daño: su propia campaña de marketing. Fue vendida como la película de miedo definitiva, y la gente no supo entenderla porque esperaban ver una peli de miedo actual, es decir, susto tras susto y con monstruito. La decepción de la audiencia fue mayúscula (la próxima vez, hay que informarse mejor antes de ir a ver una peli). En El Bosque, el miedo es un arma. La historia gira alrededor de un grupo de personas que deciden protegerse del mal, debido a sus pasados traumáticos, y que controla a su población a través del miedo (muchos malpensados quisieron ver conexiones con la administración Bush). Aquí, se conjugan todas las pautas del cine de Shyamalan de manera perfecta. El color rojo (el color prohibido), la aparición de un ser sobrenatural, la pesada carga de la culpa, el dolor de la pérdida, el giro de guión que, en este caso, es el mejor de su carrera, uno de los mejores apuñalamientos que se ha visto en el cine, la inocencia buena encarnada en Bryce Dallas Howard, y la mala por Adrien Brody. Filadelfia de nuevo. Sin duda alguna, la mejor película de Shyamalan hasta la fecha, y difícilmente superable.

La decadencia

Y con su siguiente película, La Joven del Agua (2006), quizás un poco injustamente vilipendiada por su, digamos, ridiculez en muchos momentos, Shyamalan se acabó. Y es que su proyecto de hacer realista una fábula de hadas, no acabó nada bien, y la usó para demostrar su incomodidad con los críticos cinematográficos, que tanto le zarandearon (injustamente) con El Bosque (directamente mata a un crítico en la película). Lo poco destacable de la película fue Paul Giamatti, y lo desastroso y ridículo del guion. Su siguiente proyecto corrió el mismo camino, a pesar de que la premisa era prometedora. El Incidente (2008) contó con la baza de Mark Wahlberg, para contar una historia sobre los suicidios colectivos de las personas… Para luego contarnos que la naturaleza se estaba vengando del ser humano. Bueno, sin palabras.

Y en ese momento, decidió dejar de escribir, y se embarcó en la adaptación de la serie de animación llamada Avatar: El Último Airbender. Pues qué decir de ella, salvable solo por la actuación de Noah Ringer, algún plano secuencia chulo, y la banda sonora de James Newton Howard. Por lo demás, anodina, inconexa, sin tensión, sin ritmo. Para celebrarlo, se hizo cargo del proyecto personal de Will Smith, con una aventura de ciencia ficción como vehículo de exhibición de su hijo, y muy cercano a la Iglesia de la Cienciologia, llamado After Earth, en el que pretende explorar el miedo de las personas, o como anularlo sin dejar de ser un ser humano. Otro fiasco para Shyamalan.

the-last-airbender-official-poster1

Y es una pena, ya que en la carrera de M. Night Shyamalan se atisbaba detalles de genio, de muy buen narrador, de excelente guionista, de gran manejo de la cámara y la narrativa, experto en las dobles lecturas, en ese arte de ocultarte una información valiosa y saber esperar el momento oportuno para mostrártela. Pero se quedó en el camino, en el punto vanidoso de no aceptar las críticas sin aprender de ellas.

Este verano tiene pendiente de estreno el retorno al cine de terror puro y duro con La Visita, al menos eso se deduce del tráiler aunque, como todo en su carrera, no todo es lo que parece.

Anuncios

Un comentario en “Shyamalan, o cuando no todo es lo que parece

  1. Pingback: Estrenos Sincriterion de la semana (Del 11 al 17 de septiembre) | SINCRITERION

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s