Del Revés: La vuelta de Pixar a los peliculones


Del Revés (Inside Out) es la última película de Pixar en llegar a nuestras pantallas de cine, tras las decepcionantes Brave y Monsters University, y lo único que se puede decir es que han vuelto por la puerta grande. Y ha tenido que ser de nuevo Pete Docter, director y guionista de Monstruos S.A. y Up (solo sus 10 primeros minutos merecían el precio de la entrada) y guionista de Toy Story o Wall-E, el que haya dado de nuevo con la clave del éxito: Una buena historia, cuidada, con personajes memorables y momentos inolvidables.

La película nos cuenta la historia de cómo las emociones de una niña llamada Riley, afectan a su vida, durante el paso de la niñez a casi la pubertad. Los protagonistas absolutos son Alegria y Tristeza, quienes se disputan la emoción predominante de Riley, cuando comienza a sufrir cambios en su vida, tales como el traslado de una ciudad, nuevos amigos, nuevo colegio o situaciones nuevas en sus vida, es decir, somos testigos del surgimiento de la personalidad en ese trayecto de la infancia. Y a la Alegria y la Tristeza, les acompañan el Miedo, el Asco y la Ira en ese camino hacia la pubertad.

La película es un derroche de imaginación, colorismo, diseño y genialidad en cada plano de la misma. En muchos momentos, roza la perfección, en la construcción de la narración, en la explicación de cómo funcionan las emociones, en cómo se crean las personalidades (genial la parte de los sueños y las pesadillas), aunque en momentos puede ser confusa para los niños, el público al que va dirigido aunque Pixar se haya encargado últimamente de decir que hace películas para adultos. Y el ejemplo más claro es el momento pensamiento abstracto, genial en la forma pero de difícil comprensión para los más pequeños de la sala (atestada de ellos, claro).

Y como viene siendo habitual estos cabrones de Pixar siempre consiguen que te emociones con las situaciones que crean en sus películas, situaciones reales, que las has vivido, que has pasado por ellas en numerables ocasiones, lo que consigue que siempre te sientas identificado con lo que estás viendo en la gran pantalla, incluso abrumado por lo que con dos cosas tan sencillas, una mirada o un suspiro (memorable ese momento) te hacen sentir.

Por ponerle algún pero, quizás el ritmo de la película se resiente tras un comienzo tremendo, con un bajón a mitad de metraje, que coincide con la aparición del personaje que hace de amigo imaginario, momento en el que se resiente un poco la historia, tanto por ritmo como temática. Pero consigue encarrilarse para encontrarse con un final muy adecuado, emocionante (nunca mejor dicho) en el que todo encaja perfectamente, sin moralina ni mensajitos baratos de psicólogo. Buen final.

Del Revés sin duda se trata de una gran película, no sé si la película del año, pero cerca andará, con un gran calado y con un desarrollo brillante, pero con una parte central en la que pierde el ritmo endiablado del inicio. Las espectativas eran muy altas, cosa sencilla cuando está Pixar de por medio, y sobre todo después del gran éxito de público y crítica que tuvo en el festival Internacional de Cannes. Y Del Revés las cumple, sin duda ninguna.

Pero lo mejor de Del Revés es que Pixar ha vuelto… O quizás no se fue nunca

Anuncios

3 comentarios en “Del Revés: La vuelta de Pixar a los peliculones

  1. Pingback: El Baul de Kubrick, comienzo de temporada | SINCRITERION

  2. Pingback: Lo mejor de 2015 y los petardazos | SINCRITERION

  3. Pingback: Leonardo, Alejandro y Spotlight grandes triunfadores de los Oscars | SINCRITERION

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s