Cuando Tom Cruise hace de Tom Cruise (y su pelo al viento en la moto)


Con motivo del estreno este viernes de la nueva entrega de Misión Imposible: Nación Secreta, he decidido revisarme todas las pelis de la saga de Ethan Hunt, para ir preparado al estreno, no vaya a ser que me pille desprevenido. Iré dando mi opinión acerca de las películas del agente del IMF, que durante su andadura ha tenido altos y bajos, pero que siempre ha destacado por el más imposible todavia. Hoy me centraré en Tom Cruise (y en su pelo y en su moto y su egocentrismo), del que se dice está en el ocaso de su carrera, pero del que en esta última parte, se puede rescatar bastantes cosas.

El estreno de Misión Imposible: Nación Secreta (Christopher McQuarrie), está reventando la taquilla norteamericana. Dicen por ahí que es el mejor estreno de una peli de Cruise en lo que va de década, en cuanto a recaudación se refiere, y el mejor fin de semana de la saga de Misión Imposible, y eso ya sabéis lo que significa: más misiones imposibles y más Tom Cruise.
De todos es sabido la obsesión de Cruise en sus proyectos, el empecinamiento que tiene en hacer todas las escenas de riesgo él mismo, en que si hay algo que no lo puede hacer, se quita del guión (las malas lenguas dicen que si la escena del avión no podía hacerla, se quitaba), en tener que salir siempre montando en moto en todas sus pelis, en hacer la promoción posterior de la cinta, en regalarle toda su filmografía a sus tres ex mujeres, a ser piedra angular de la iglesia de la Cienciología, bueno, a ser siempre el centro de atención y la máxima estrella. Pero a pesar de todo eso, y salvado que sus pelis son vehículo de su lucimiento (entiendo que es mucho salvar) yo le considero un buen actor, cuyas películas siempre dan algo, además de Tom Cruise.

Dicen por ahí también que su carrera en Hollywood estaba a puntito de estrellarse, sobre todo debido a que sus últimos estrenos no fueron tan bien (en taquilla) como se esperaba: Oblivion (Joseph Kosinski), Jack Reacher (Christopher McQuarrie) y Al Filo del Mañana (Doug Liman). Y aqui tengo que romper una lanza por Tom Cruise, ya que me parecen de sus mejores películas en el genero de la acción, que tanto le gusta.

Oblivion y Edge of Tomorrow, por encima de la media

Oblivion, de Joseph Kosinski, director que cada vez me gusta más después de Tron: Legacy y que confirma en ésta que me ocupa, me parece una muy buena película, muy entretenida, muy bien dirigida, con un buen guión (con sus cosas), muy bien hecha y sobre todo, con un final muy bien cocinado, tanto de montaje, guión y sobre todo, banda sonora (de M83 por cierto, muy recomendable). Quizás sea un poco previsible (OJO SPOILERS: Pudo ser peor, imagináos en pantalla a miles de clones de Tom Cruise), pero en líneas generales, se trata de una película en la que, aparte de la “actuación estelar” en todos los planos de Tom Cruise, muy por encima de la media de lo que nos tiene acostumbrados Hollywood.

Tres cuartos de lo mismo puedo decir de Al Filo del Mañana, de Doug Liman, su mejor peli desde El Caso Bourne (y autor del bodrio infumable de Sr. y Sra. Smith). Se trata de una peli de lo más entretenida, cuyo guión y quizás la propia presencia de Cruise la lastraron. Mezcla de Atrapado en el Tiempo con cualquier peli de invasiones extraterrestres, ofrece lo que es, puro entretenimiento con mucho sentido del humor. Y a Tom Cruise hasta en la sopa claro. Vale, y que sale Emily Blunt y me veo lo que sea si sale ella.¡Placer culpable!

En cuanto a Jack Reacher, adaptación de la novela Un Disparo de Lee Child, es la primera colaboración entre McQuarrie y Cruise, y resultó bastante interesante, un thriller policíaco y de acción entretenido, sin muchas estridencias, muy sobrio, con un Robert Duvall enorme (como siempre lo ha sido), pero que fue criticada por el propio autor de la novela debido a la corta estatura de Cruise, empeñado en dar vida a un personaje cuya descripción original es la de un gigante.

Por supuesto, en todas las anteriores pelis, todos los trucos los hace él, no podía ser de otra forma. Desde conducir la moto de turno hasta hacer los trompos del Camaro SS muscle car all american way. Creo que las críticas, sobre todo de sus últimas películas son un poco injustificadas e injustas, que se quiere criticar al personaje que se ha convertido, con sus excesos en el tema de la Cienciología, sus excentricidades de mega estrella y su egolatría elevada a la máxima expresión. Recordar que peleó donostádamente por ser Iron Man, que finalmente cayó en otro ególatra, Robert Downey Jr, quizás el mejor heredero de Cruise.

Pero ya conocemos a Cruise, y hay que quererlo y aceptarlo como es, porque si no sale bien en pantalla para poder regalarle su filmografia a su próxima mujer, ¡no sería él!

Anuncios

3 comentarios en “Cuando Tom Cruise hace de Tom Cruise (y su pelo al viento en la moto)

  1. Pingback: El (gran) comienzo de la saga Misión Imposible | SINCRITERION

  2. Pingback: M:I 2. El desparrame de John Woo y Tom Cruise | SINCRITERION

  3. Pingback: M:I 3. Jota Jota al rescate | SINCRITERION

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s