El Puente de los Espías: medio Spielberg hace una de las películas del año


El pasado viernes llegó a nuestras pantallas la última película de Steven Spielberg, quien vuelve a la dirección tras la irregular Lincoln. El director de grandes clásicos del cine, como la trilogía (si, trilogía) de Indiana Jones, Tiburón, E.T. o La Lista de Schindler retoma lo que se ha dado en llamar sus “películas serias” (como si Indy o Encuentros en la Tercera Fase no lo fuesen), aunque creo que es mejor referirse a ellas como dramáticas.

el_puente_de_los_espias_43787

El Puente de los Espías nos cuenta la historia de James Donovan (Tom Hanks), un abogado de Brooklyn, que se ve inesperadamente involucrado en plena Guerra Fría entre su país y la URSS cuando la mismísima CIA le encarga la defensa de Rudolf Abel (Mark Rylance), espía del Kremlin atrapado por el FBI, y luego la posterior misión de negociar la liberación de un piloto estadounidense capturado por la Unión Soviética.

La película nos entrega una historia atractiva, con personajes muy interesantes durante un momento político convulso, como fue la Guerra Fría, y en un lugar tan apasionante como el Berlín de la postguerra. El trabajo de producción de la película es de lo mejor que se ha visto en este año que está por terminar (a la espera de Star Wars El Despertar de la Fuerza), y es que la recreación del Berlín de la época no creo que diste mucho de lo que fue en realidad. Ayuda mucho la fotografia de Janusz Kaminski, el ya muy habitual colaborador de Spielberg, y que, como siempre, le dota a la película de crudeza, iluminación quemada en momentos claves o partes oscuras (curiosamente con los alemanes de por medio).

El trabajo actoral de El Puente de los Espías es sobresaliente, con una mención especial Mark Rylance, que da vida a Rudolf Abel, quien sostiene buena parte de la primera parte de la película. Tom Hanks hace de Tom Hanks, algo que no es malo, ni mucho menos, pero su buen hacer es algo que ya no sorprende, y en este caso, es un papel en el que le hemos visto muchas veces. Tendrá nominación (muy merecida) a los Oscars seguro. Por lo demás, el resto del elenco no destaca mucho, pero las escenas en que salen los dos, valen por todo lo demás.

El desarrollo de la película es muy bueno, una sucesión lógica de los acontecimientos, contada sin estridencias, sin ser enrevesado, algo que se agradece mucho. El guión corre a cargo de Matt Charman y los hermanos Coen, y se nota su mano en los muchos momentos humorísticos que tiene, además de alguna que otra situación medio surrealista marca de los Coen, como por ejemplo que un Abel condenado y desalojado del tribunal grite ¡mi sombrero! ¡mi sombrero! Ya lo decían en Muerte entre las Flores: No hay nada más ridículo que un hombre corriendo tras su sombrero.

Dicho todo lo anterior y haciendo resumen, con un buen guión, una gran producción y un gran trabajo actoral, no hay director que pueda cagarla (bueno, alguno habrá). Pero es que, si encima el director se llama Steven Spielberg (que estará más o menos acertado con los proyectos que elige, pero sigue siendo el mejor director del momento), la película pasa a ser una gran película. Y es que lo único que tiene que hacer Spielberg es contar la historia, y en este caso, es lo mejor que sabe hacer. Así, consigue una película sobria, en la que la sencillez de la narrativa es su mejor aliada (y es que la historia era golosa para los enfermos de los giros de guión y complicar las cosas con diferentes niveles de narrativa y demás… Coño, para Nolan sin ir más lejos!), en el que nos entrega mucho sentido del humor, con una recreación y unos escenarios maravillosos, personajes definidos y buenas interpretaciones.

Pero ojo, sigue teniendo sus cosillas, cosas que se repiten en la filmografía de Spielberg: excesivo patriotismo, en este caso con una escena de tono onírico con música épica que chirría mucho, acerca de la Constitución americana y el porqué le hace uno ser americano; la ñoñería de un plano en concreto, mostrando la diferencia entre Berlín y Brooklyn, muy fácil y que no le pega nada al tono de la historia. Y sobre todo, algo que eché mucho en falta, alguna secuencia técnicamente interesante, ya que incluso la escena del derribo del avión no tiene nada especial para Spielberg. Y es que era algo a lo que nos estaba acostumbrando a hacer en sus películas, algún tipo de plano secuencia (aunque sea trucado) chulo o difícil, alguna virguería del estilo la cámara rodeando paredes, un T-Rex en algún espejo retrovisor o que el avión espía U-2 dejase una estela Arco Iris antes de ser derribado. ¡Algo!

El Puente de los Espías es una muy buena película, seguramente una de las mejores del año, aunque sea de un Spielberg normalito, ya que se centra “solo” en contar la historia que es lo que mejor sabe hacer. Sobria, sencilla, directa, con un Tom Hanks que tendrá nominación al Oscar, un Mark Rylance que debería tenerla, sentido del humor negro, un buen guión y una buena historia que contar. Peca de las cosas de siempre de Spielberg: patriotismo (recordar que el primer plano de Salvar al Soldado Ryan es una bandera norteamericana), ñoñería fácil, alemanes malísimos y le falta algo diferente en la dirección a nivel técnico. En definitiva, un Spielberg a medio gas hace una de las películas del año, lo que es una buena noticia de cara a su próximo proyecto, Ready Player One, basada en el libro homónimo de Ernest Cline y que tengo como uno de los proyectos que más espero.

¡Al cine a verla insensatos!

Anuncios

2 comentarios en “El Puente de los Espías: medio Spielberg hace una de las películas del año

  1. Pingback: Leonardo, Alejandro y Spotlight grandes triunfadores de los Oscars | SINCRITERION

  2. Pingback: Estrenos Sincriterio de la semana (del 8 al 14 de julio) | SINCRITERION

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s