Will Smith vs. el fútbol americano


Este próximo viernes 12 de febrero se estrena en España La verdad duele (Concussion), la nueva película protagonizada por Will Smith y escrita y dirigida por Peter Landesman (Parkland). La cinta, basada en hechos reales, nos cuenta la historia del Dr. Bennet Omalu, un neuropatólogo forense que descubrió el síndrome post conmoción cerebral, que causó tanto daño a muchos jugadores de fútbol americano y que provocó los suicidios de antiguas estrellas de la liga NFL afectadas por el síndrome, como Dave Duerson y Junior Seau.

La película, basada en un artículo de Jeanne Marie Laskas para la revista GQ, nos cuenta la situacion que se produce a raiz de la muerte de un querido ex-jugador de los Pittsburgh Steelers, Mike Webster “Iron Mike”, que acaba en la mesa de Omalu, muerto con tan solo 50 años y cuyo último año de vida estuvo plagado de demencia e ideas suicidas. En ese momento, comienza a preguntase porqué un atleta de alto nivel y sano experimenta un deterioro mental tan rápido. Lo que descubre es impactante: el cerebro de Webster se encuentra destrozado, lo que Omalu acaba relacionando con los repetidos golpes en la cabeza que el jugador recibió durante su carrera deportiva. Tras escribir un artículo para un periódico médico relatando la enfermedad que acaba de descubrir y causante de la muerte de Webster, afirma que otros jugadores sufren o sufrirán la llamada ETC (encefalopatía traumática crónica). Lejos de agradecerle el descubrimiento, la NFL (National Football League) le le declarará la guerra.

Concussion (título original de la película, que traducido literalmente es contusion, un hurra por quien dobla los títulos de las pelis)viene precedida por cierta controversia sobre si los sus realizadores han eliminado escenas o dulcificado algunas otras bajo la presión de la NFL, que desde un principio se oponía a la realización de la película ya que no deja muy bien a la liga de fútbol americana. En la película se representa bastante bien, aunque de manera dramatizada marca Hollywood, todo lo que pasó el Dr. Omalu tras revelar el bombazo de su descubrimiento, las presiones de los peces gordos de la NFL que intentan desacreditarlo, que intentan callarle la boca de cualquier manera, pues su crónica en la revista médica supuso un duro golpe para una de las corporaciones más poderosas de Estados Unidos, como lo es la NFL.

La historia avanza con un buen ritmo,Peter Landesman condigue momentos de tensión en abundancia, pero sobre todo destaca el tema del poder y la corrupción de la NFL. Si uno cree que la NFL no es capaz de hacer que el IRS, el FBI y las autoridades de inmigración actúen de su parte contra el Dr. Omalu es que es muy inocente. Esto es lo que se ve a lo largo de la película, como la organizadora de la liga de fútbol muestra su lado más oscuro y convierte el descubrimiento del doctor en una guerra para guardar su secreto mejor guardado, el ETC. Todo esto convierte a la película en una cinta que con cada minuto que pasa se hace más interesante, sobre todo para todos aquellos que no somos norteamericanos y que de fútbol americano no sabemos ni como se anotan puntos. Quizás sufre de un guión demasiado simplista y en momentos sermoneante, al que le habría sentado bien un poco más de edición. Pero también hay que admirarle por llevar una historia tan controvertida en los Estados unidos a la pantalla grande, y sobre todo, meterse con uno de los deportes de masas que más dinero mueve y genera.

La Verdad Duele brilla, sobre todo, cuando se sumerge de lleno en la ciencia del trabajo de Omalu y al narrar todos los pasos de su descubrimiento, asi como su posterior lucha contra la NFL, para demostrarle a la gente que él está en lo cierto, y para demostrar que la enfermedad que ha descubierto está matando a los jugadores de fútbol americano, con el visto bueno de la NFL. Por otro lado, la cinta no logra la brillantez en la carga personal que esta lucha le supuso. Esta es sin lugar a dudas una parte necesaria de la historia, pero se centra más de lo necesario en estas partes, distrayendo al público para buscar el drama fácil e intentar exprimir alguna lágrima a la audiencia (y quizá ganarse a algún votante de la Academia). Aunque le dota a la película una capa de emoción y drama personal, le cuesta a La Verdad Duele preciosos momentos, sobre todo en la segunda mitad de la cinta. Y es que mucho mérito de encontrar ese drama personal es de Will Smith (SOy Leyenda, Yo Robot, Independence Day), quien domina a la perfección el acento nigeriano de Omalu de una forma convincente y llamativa, y te hace creer en la timidez social de su personaje, por ejemplo, en el momento en que sale a bailar con la que se convertirá en su esposa. Alec Baldwin (La Caza del Octubre Rojo, Blue Jasmine), por otro lado, es eficaz, aunque su acento acaba siendo un poco desigual, si se ve en versión original (como debe ser!), y Gugu Mbatha-Raw (El Destino de Júpiter), ofrece una actuación emocionante pero termina cargando con más frases duras y sacadas de un libros de poesía de las necesarias. Pero es su personaje la que le señala una verdad a Omalu de la que este todavía no se había dado cuenta: el fútbol americano, le dice ella, es un juego hermoso. De hecho, en EEUU se entiende así y tiene su encanto, pero también tiene un lado oscuro e inquietante que muchos se han sentido reacios a reconocer, y esta es una simple razón por la cual La Verdad Duele es una película que hay que ver.

Al final, La Verdad Duele logra con éxito contar la historia del Doctor Bennet Omalu, advierte de los peligros de las conmociones cerebrales en el fútbol americano (y cualquier deporte de contacto), y muestra el poder de la NFL y su disposición a sacrificar la vida de los jugadores a cambio del mantenimiento de su dominio cultural. La Verdad Duele no va a destruir la empresa del fútbol americano en Estados Unidos; debería dañar la credibilidad de la NFL y llevar a todos a comprender los peligros inherentes en este deporte americano y de entretenimiento en el que la violencia es un elemento esencial.

La Verdad Duele llega a España el 12 de febrero con un Will Smith que brilla en una película que la NFL probablemente no quiera que veas.

 

Anuncios

Un comentario en “Will Smith vs. el fútbol americano

  1. Pingback: Estrenos Sincriterion de la semana (Del 12 al 18 de febrero) | SINCRITERION

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s