Star Trek: Más Allá. Star….. ¿Qué?


Gracias a nuestros amigos de Paramount España, pudimos asistir al fan screening celebrado en Madrid de la nueva entrega de Star Trek, esta vez llamada Más Allá. Rodeado de un buen número de fans, perfectamente ataviados con sus indumentarias reglamentarias de la Federación (envidia sana), Alaska y Mario Vaquerizo presentaron el evento, con algo de retraso (me refiero a la hora prevista, malpensados), ante la expectación del público allí reunido. Pocos podían imaginar que la presentación de R2D2 y C3PO vaticinaba el cambio que ha experimentado Star Trek, más hacia Star Wars que al mantenimiento de la filosofía de la propia saga.

Star Trek: Más Allá nos cuenta una nueva aventura de la tripulación USS Enterprise, la nave insignia de la Flota Estelar liderada por el capitán James T. Kirk (Chris Pine), que se encuentra en mitad de su misión de 5 años en el espacio, asegurando la protección de la Tierra y del resto de planetas aliados, mientras contactan con nuevas formas de vida. Pero la tranquilidad durará poco. La primera etapa de su misión les llevará a un territorio desconocido, y su travesía de vigilancia pronto se convertirá en una carrera por la supervivencia espacial cuando se enfrenten a un nuevo y fiero enemigo, Krall (Idris Elba), una especie alienígena avanzada. Para frenar sus siniestros planes, Kirk deberá reunir a su equipo y usar todo sus recursos para resolver los desafíos a los que se enfrentarán. A la vez que intentan encontrar el modo de volver a la Tierra, su misión será proteger el futuro de la raza humana y preservar la armonía entre especies.

star-trek-mc3a1s-allc3a1

Tras las dos primeras entregas dirigidas por J.J Abrams (curioso que se haya pasado a Star Wars), en esta ocasión es Justin Lin (Fast & Furious 3, 4, 5 y 6) el encargado de la dirección, mientras que el elenco de la nave Enterprise se mantiene igual: Chris Pine, Zachary Quinto, Simon Pegg (responsable del guión), el malogrado Anton Yelchin, John Cho (con sorpresa raruna), Zoe Saldanha, Karl Urban, con la inclusión de Sofia Boutella e Idris Elba como el malo de la función. La primera, Star Trek, estaba entretenida como reboot de la saga. La segunda, Star Trek: En la Oscuridad, se aventuraba un giro a la acción en lugar de la pausa característica de la saga. Con Más Allá, el cambio se consuma, lo que en mi opinión, deja de ser Star Trek para convertirse en otra cosa, que poco o nada tiene que ver con la idea original de Gene Roddenberry.

Y ese es el mayor problema de la película, la reducción de un universo tan rico como el de Star Trek, con una premisa pacifista, civilizada, estratega, política, humanista e incluso metafísica, a una cinta de pura acción, adrenalina disparada, con los personajes memorables de la saga reducidos a la mínima expresión de los clichés clásicos, con momentos esperpénticos impropios de la franquicia, marcados sobre todo en la acción, con estilo anuncio de Red Bull. Y eso que el comienzo de esta nueva entrega, con la narración de Chris Pine acerca del tiempo en el espacio, prometía recuperar ese  espíritu de la saga, pero nada más lejos de la realidad.

Y es que, tras esa falsa promesa, nos encontramos con que las crisis diplomáticas típicas de la saga, se han reducido a un espectáculo de acción sin respiro, desde que comienza la película hasta que acaba. Incluso esta acción es de Red Bull, cambiando tablas de surf por naves de la Federación surfeando por dentro de una ola formada por un enjambre de naves enemigas, mientras dispara a discreción, con el capitán Kirk haciendo demostración de su dominio del motocross, o con saltos al vacío del estilo de los wingsuits, pero con uniformes de la Federación. Yo, que soy trekkie, no daba crédito, y pensaba que Star Trek cada día se parece más a La Guerra de las Galaxias por la acción sin complicación, y Star Wars (actual) se parece más a Star Trek, por la vertiente metafísica-filosófica de todo lo que rodea a La Fuerza. En fin, el mundo al revés.

Los personajes clásicos en el universo Star Trek han quedado reducidos a clichés, a caricaturas de lo que eran. Las discusiones morales-humanas-lógicas entre Spock y Kirk son nulas, no existen, y se reducen al comentario gracioso de turno. Mención especial en este sentido son los personajes de Montgomery Scott (Simon Pegg), con un constate “nena” en la boca y dueño de los chistes más tontos de la peli, con permiso de la relación ridícula, exagerada y “tronchante” de Bones McCoy con Spock, basada en el sentido del humor y carente de cualquier reflexión humanística. Personajes sin motivaciones personales, con tiempo en pantalla desaprovechado (pienso en el pobre Anton Yelchin) o encasillamiento de los mismo, como el caso de Zoe Saldanha, que lo mismo le da hacer de Uhura (ahora ya es Nyota para los anales) que de Gamora. En este sentido, hay gente que compara a Star Trek: Más Allá con Guardianes de la Galaxia, y no encuentro dos franquicias más alejadas una de otra, sobre todo en la construcción y motivación de los personajes, pero que es evidente que, debido al éxito de Peter Quill, el capitán Kirk de hoy en día quiere seguir sus pasos, erróneamente, claro.

Echo en falta la esencia de Star Trek: decisiones morales, humanistas, tácticas y calculadas. Todas las películas de Star Trek tienen su acción, está claro, pero no es el tema principal de las mismas. Echo en falta a los Klingon. Echo en falta a las naves enfrentadas con escaramuzas mientras esperan una solución diplomática en tierra a los conflictos culturales provocados por el desconocimiento, el primer contacto intercultural o las consideraciones filosóficas de los actos. Eso se ha perdido en medio de láser, naves, explosiones y demás fuego de artificio. Esa esencia ha dejado paso a un refrito de “inspiraciones” de otras sagas galácticas, tanto del celuloide como de los videojuegos (impagable la estación Yorktown, sacada de las entrañas de Mass Effect y su Ciudadela). Y lo que es peor, se acumulan momentos ridículos, como uno que os recordará a Mars Attacks y la música.

null

El problema de Star Trek: Más Allá es que esto no es Star Trek. Es otra cosa completamente diferente. Si me pones esta historia con otros personajes, con otro nombre diferente, puede que sea una peli entretenida, sin más, a pesar de la manía de meter la cámara en una lavadora, que junto con la oscuridad y los flases, hacen que no te enteres de las cosas que pasan. Porque si, tiene cosas buenas, aunque eclipsadas por el fallo (grave) de concepto y de base. Los efectos especiales son buenos y espectaculares por momentos (sobre todo, la presentación de la estación Yorktown), la banda sonora de Michael Giachinno es buena, y la resolución es interesante, incluso si me apuras, el malo también lo es (en eso, si es muy del estilo de Star Trek, aunque ya lo haya visto en Sunshine).

Pero, aun con esas, Star Trek: Más Allá no es Star Trek.

star-trek-facepalm.jpg

Anuncios

3 comentarios en “Star Trek: Más Allá. Star….. ¿Qué?

  1. Pingback: Estrenos Sincriterion de la semana (del 19 al 25 de agosto) | SINCRITERION

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s