Alien Covenant, o cómo seguir destrozando una leyenda del cine


Os lo reconozco. De vez en cuando (más de lo que me gustaría), soy masoquista.

masoquismo
nombre masculino
  1. Conducta sexual en la que se obtiene la excitación y la satisfacción sexual a través del propio dolor físico o psíquico, la humillación, la dominación y el sometimiento.
  2. Disfrute o placer que se experimenta con un pensamiento, situación o hecho desagradable o doloroso.

Si os parece bien, nos centramos en la segunda acepción, aplicada en especial al cine. De la primera hablamos en otra ocasión. Pues bien, el sábado me dio por visionar de nuevo Alien Covenant, la última fechoría de Ridley Scott tras Prometheus. Y lo peor es que la comete con el xenomorfo que él mismo hizo famoso no, mítico, allá por 1979. Y es que, como no tuve bastante en el cine, con un constante facepalm y de la que no me salí de la sala porque iba acompañado (cosa rara), pues decidí verla de nuevo por si me había perdido algo. En fin, que soy masoca, y quizás sea consecuencia de no poder hablar de mi experiencia en la primera acepción de la definición. ¡Mejor me iría!

alien-covenant_2

No voy a hablar de Alien, todo el mundo la conoce y sabe que es una de las mejores películas del género de terror, ambientada en el espacio y desarrollada en escenarios claustrofóbicos. No hablo de la segunda (casi mejorada por James Cameron), ni siquiera de las sucesivas, ya que me centro en la obra maestra de Ridley Scott. Ya con Prometheus me llevé un chasco tremendo, porque el punto de partida de la historia me parecía muy prometedor, es decir, quién era el space jockey que aparece en la cinta original. Y claro, prometía hasta que se metió en berenjenales cósmicos metafísicos pajilleros sobre la búsqueda de los creadores, los dioses y los androides cabroncetes que imitan a Peter O’Toole. Todo un despropósito, sin xenomorfo de por medio (bueno, habia una cosa que tenía un aire al xenomorfo), con decisiones gilipollescas de los protagonistas, en fin, todo demencial.

 

 

Ridley Scott reconoció que se había equivocado con Prometheus, y se plantó con Alien Covenant, en la que prometía recuperar la esencia de la película original. Nos iba a contar la historia de una nave colona que se dirige a un planeta y que se ve obligada a cambiar de rumbo y, claro, se encuentran lo que se encuentran. Parecía con los trailers que iba a recuperar la esencia de Alien, ya que podíamos ver al xenomorfo original y diversas escenas que recordaban a la clásica. Y nos emocionamos, al menos yo. ¡Qué iluso! Al final, Alien Covenant es una secuela directa de Prometheus, en la que vuelve a contar con Michael Fassbender, que interpreta al androide ya conocido David, y al nuevo llamado Walter, que se convertirán en Walvid. El resto del reparto se la pela porque son carnaza para el bicho y así convertir Alien es un slasher.

 

 

Alien Covenant vuelve a cometer los mismo errores que en Prometheus, es decir, la pretenciosidad, los dioses, la búsqueda de los creadores y su puta madre metafísica, hasta el punto de que en la lamentable y pretenciosa primera escena, nos diga que David se hace un cabrón porque su creador, Peter Weyland le hace servirle un té. Los problemas de guión en la película son de bulto y muy graves. De nuevo tenemos una nave que manda a tomar por culo sus planes científicos, elaborados durante décadas, porque reciben una llamada de socorro de un planeta en apariencia habitable, en el que pueden establecer la colonia que llevan. La decisión la toma el capitán nuevo (que curiosamente es religioso profundo y eso le convierte en extremista. Tela), quien releva a James Franco, muerto a las primeras de cambio y sin apenas sumar 5 minutos de tiempo de pantalla. Pues pallá que van, y bajan a puerta gayola, sin tener en cuenta el safety first y dando por bueno los datos del ordenador de la nave sobre la atmósfera. Y claro, pasa lo que pasa… Se infectan con esporas que se meten hasta en el ogt de los exploradores de palo, con especial ensañamiento con el fumador de la misión (¡que fijación por favor!). Y de repente, aparece el primer neomorfo, o xenomorfo o morfomelapolla y desde ese momento, se lía parda. Ojo, el bichito de marras da patadas voladoras karatekas asi, con media vuelta y todo.

alien_ZvqlOdk.jpg

Pero los momentos más ridículos están por llegar, y todos ellos protagonizados por Walvid. El momento de más vergüenza ajena es un plano en que comparten una flauta y le enseña a tocar, mientras discuten acerca del amor, de su creador humano y demás leches, todo ello con el acento inglés de David, que así le da como que más empaque y suena más culto y rimbombante. Claro, la escena termina en otra secuencia, con un beso fraternal entre los dos, antes de que David de por finalizado el Walvid. Bochornoso. Pero antes le sobra tiempo para citar a Shelley y su Ozymandias (no podía faltar una cita de un poeta británico) mientras nos explica como aniquiló a los ingenieros (tan listos no eran los cabrones) y nos cuenta que el xenomorfo es producto de la ingeniería genética de David, el destructor de mundos trastornado porque su creador le pidió poner una taza de té. Tremendo.

 

 

A partir de ese momento, la película se convierte en un slasher de muertes por decapitacion, parejas atravesadas en la ducha mientra estan follando (l amejor manera de destraumatizarse de todo lo que les ha pasado…) y de escenas copiadas de Alien, pero con luces rojas que molan más. Y la guinda la pone el otro momento ridículo, además impropio de Ridley Scott, y es tomarnos por gilipollas cuando nos hace pensar que el androide que se sube a la nave es David en lugar de Walter, y claro, la lia parda a su manera.

aien-covenant-prologue-19

En fin, Alien Covenant es infame, dicho claramente. Es un insulto a la inteligencia del pobre cinéfilo de bien que confía en Scott, sobre todo después de Marte, y piensa que hay que darle una oportunidad, a pesar del esperpento de Prometheus. Y es que comete los mismos errores de bulto que en la anterior, esto es, protagonistas estúpidos, decisiones gilipollescas y situaciones ridículas y bochornosas. Alien no es esto. Alien es un bicho que se esconde de puta madre, que te aparece de debajo de las piedras y te come con la boca esa que le sale de la boca, joder. No me hables de dioses, complejos creacionistas, preguntas metafísicas, ingenieros y demás leches. Y lo peor es que Scott ha dicho que quiere hacer más, y yo solo pienso en el pobre Neil Blomkamp, que le jodieron su Alien 5 por este… bodrio.

Anuncios

8 comentarios en “Alien Covenant, o cómo seguir destrozando una leyenda del cine

  1. “Bajan a puerta gayola” XD buenísimo. Si es que por mucho que hagas un análisis de la atmósfera y sea respirable, no sabes que patógenos o bacterias puede haber….. Manada de científicos rebosantes de cromosomas. Por suerte parece que después del batacazo en taquilla, Fox no le da más pasta a Scott para sus movidas. Por favor, que sea cierto.

    Me gusta

    • Es que la película es lamentable… La mires por donde la mires… Fíjate, me atrevo a decir que es peor que Prometheus. Es que ya, el comienzo, te avisa de lo que va a ser… En fin, que ceda el testigo a otro con Alien

      Me gusta

      • O que dejen de hacer Alien y hagan otra cosa XD. Y si que es peor que Prometheus. Mi hermana y yo definimos Covenant como “Scary movie en el universo Alien” porque es que parece una parodia de las anteriores

        Me gusta

      • Jajajjajajaja!!! Me encanta lo de Scary Movie… Es que tiene escenas tan ridículas, que es vergonzoso. La flauta, el Alien blanco parado delante del David, todo el “safety first”… En fin… Yo quiero más Alien, pero con su esencia, o al menos en la de James Cameron, Marines all the way jajajaa

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s