La Guerra del Planeta de los Simios. ¡Ave César. La gilipollez del ser humano te saluda!


Por fin llega a nuestras pantallas La Guerra del Planeta de los Simios, la última entrega de la trilogía que hace de precuela de El Planeta de los Simios, la mítica película de 1968 dirigida por Franklin Schaffner e interpretada por Charlton Heston. Tras la sorprendente El Origen del Planeta de los Simios, de Rupert Wyatt, y la magnífica El Amanecer del Planeta de los Simios (para mí, la mejor), de Matt Reeves, nos llega la conclusión de la historia de César y su revuelta frente a los humanos. De nuevo Reeves se pone a los mandos de la dirección, con Andy Serkis haciendo de César, y la incorporación de Woody Harrelson como su antagonista humano. Visto el nivel de calidad alcanzado por la trilogía, estoy seguro que llegarán nuevas entregas.

caesar-in-dawn-of-the-planet-of-the-apes-wallpaper_u925.jpg

Tras el enfrentamiento en San Francisco entre los simios, liderados por César (Andy Serkis), y los humanos, la guerra entre especies ha estallado. Los simios, cada vez más inteligentes gracias al retrovirus ALZ-113 que desarrolla James Franco en El Origen del Planeta de los Simios, se enfrentan a los humanos por su supervivencia, a la par que buscan su hogar (César actúa como una especie de Moisés simio, liberando a su pueblo de la barbarie Humana y conduciendo el Éxodo a través del desierto hacia la Tierra prometida). Los humanos mientras, se enfrentan a los efectos secundarios de una mutación del virus, que afecta a su sistema cognitivo, comenzando con el habla y que amenaza su posición como especie dominante del planeta Tierra. La aparición del Coronel (Woody Harrelson) hará empeorar las cosas para los simios, y se enfrentará directamente con César para decidir cuál de las dos especies sobrevivirá.

La Guerra del Planeta de los Simios es la más intimista de toda la saga, en la que además se presentarán decisiones morales, tanto en el personaje de Woody Harrelson como en el de César, ya que ambos se mueven desde la venganza personal, aunque uno anteponga el grupo en favor de uno mismo. Los dos tienen fantasmas que les persiguen, pero la visión de futuro como especie está muy definida en cada uno de ellos. Uno tiene asumido su destino, y se mueve desde el remordimiento, la negación y la desesperación.  El otro lo asume con esperanza y con la perspectiva de lo que pueden ser como especie si se mantienen unidos. Dos posturas muy bien motivadas, la desesperación frente a la esperanza, en la que sólo una puede prevalecer. Y esa será la de los simios, porque el ser humano es insensible, auto destructivo y no tiene piedad. Pero por encima de todas esas razones, prevalece una: el ser humano es profundamente gilipollas.

Y es que el gran desarrollo de la película se viene abajo por un detalle ridículo que detona el desenlace, producto de, para mi, un fallo de guión impropio de la saga, tan bien construida a lo largo de las dos anteriores películas y en la primera hora de ésta. Y ese fallo viene en forma de Soldado Patoso, que provoca que los simios se pongan en movimiento y se sucedan situaciones se hacen incomprensibles desde el punto de vista de la lógica, como la poca vigilancia que tienen los simios, la posesión de los “Hombres de Harrelson” por el espíritu de los Stormtroopers, por aquello de la puntería vaya, y la construcción de determinados artefactos explosivos cerca de construcciones de contención. En fin, elementos de películas más descerebradas y con menos pretensiones. Un borrón a un muy buen trabajo general, perdonable visto el resultado final, pero que pesa y del que no se puede ser ajeno.

guerra-planeta-simios.jpg

A diferencia de la segunda, que es un poco más difusa en lo que a posicionamiento se refiere, en La Guerra del Planeta de los Simios empatizamos con los simios desde el primer momento, ya que son los encargados de poner los momentos sentimentales y emotivos a la película. Por el contrario, son los humanos lo que se nos muestran “deshumanizados”, con personajes desprovistos de nombres, convertidos en animales que incluso aúllan, responsables del “ape-pocalipse now” (juego de palabras con Ape – Simio) que pretenden hacer. Y es que Apocalipsis Now es la inspiración más clara de la película, con un tono bélico muy marcado, pero al que le falta un enfrentamiento más crudo y directo entre humanos y simios.

Woody Harrelson.png

Lo que no se puede cuestionar es la calidad del apartado técnico de la película. Llega un momento en la película que piensas que los simios son de verdad, que los han entrenado para hablar. Tal es el nivel de expresividad de César, gracias tanto al CGI como a las dotes actorales de Andy Serkis, que asombra y hace dudar de que no sea real. Y es que lo de Serkis es ya merecedor de un Oscar. Pero en esta ocasión no está solo en los momentos brillantes, Steve Zahn actúa de contrapunto humorístico, que consigue ser la liberación cómica de la película en momentos clave, y se agradece. Woody Harrelson borda su papel de Coronel, con muchísimas reminiscencias del Coronel Kurtz (incluso homenaje con el afeitado de la cabeza). Mención aparte merece de nuevo la banda sonora de Michael Giacchino, quien ya nos tiene acostumbrados a partituras hipnóticas que cuadran a la perfección con las imágenes.

war-for-the-planet-of-the-apes-set-image.jpg

La Guerra del Planeta de los Simios es la conclusión brillante a esta saga precuela de El Planeta de los Simios. Creo que podría haber sido mejor película de lo que es, corrigiendo esas situaciones un tanto bochornosas del desenlace, y añadiendo más enfrentamiento bélico entre simios y humanos, pero cumple con creces su misión. Aun con esos momentos que chirrían bastante, se trata de una película muy superior a la media, muy bien rodada, muy bien montada, muy bien estructurada que supone un cierre a la altura del personaje de César. Es necesario hacer un Change.org para que, de una vez por todas, le den un Oscar a Andy Serkis. ¡Pero ya!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s